Ahora

Ahora

24 oct. 2015

Masa de Cerveza Para Pizza y Panecillos SIN GLUTEN

Sabéis que habitualmente no publico panes, bueno, nunca he publicado panes. Es raro, ya que todas las semanas hago pan, y la mayoría me los invento. Las bases de mis recetas de pan siempre, o casi siempre, salen del grupo de Facebook, o de los blogs de las “maestras” Marisa, Raquel, Salomé….


En esta ocasión, mi receta viene de mi juventud, de cuando el gluten no existía, ni las harinas proteicas, ni las contaminaciones…. mi receta de hoy viene del recuerdo de un sabor, amigos amasando y cortando ingredientes tras una noche laaaarga!!!!



Ese recuerdo me hizo pensar que con la receta de aquella masa de pizza que, generosamente, compartió con nosotros la madre de mi amigo Antonio Cayuelas, podía conseguir un buen pan que añadir a la lista de habituales de mi cocina.

Y dicho y hecho, tras conseguirme de nuevo la receta (gracias Cayu) solo me quedaba adaptarla al maravilloso mundo Sin.

Como las cantidades eran un poco a ojo (lo entenderéis cuando os ponga la receta), me armé de peso, cuchara y libreta y fuimos apuntando todo mientras íbamos añadiendo los ingredientes. Ahora ya tengo la receta para siempre, y para compartir con to@s vosotr@s.

INGREDIENTES

En un vaso de agua 2 dedos de aceite de oliva Virgen Extra à 60 gm
Hasta arriba del vaso de cerveza à170 gm cerveza SG AMBAR
Harina la que admita à 65 gm Brot de Schar y 150 gm CERESIN
Pizca de sal

PROCEDIMIENTO
Mezclamos todo bien hasta que lo tengamos integrado, hacemos una bola y dejamos reposar en lugar templado una media hora.
Forramos la bandeja del horno con papel y extendemos la masa bien fina enaceitándonos las manos para que no se nos pegue a las manos.
Rellenamos con lo que más nos guste, en mi caso tomate frito, jamón york y una mezcla de varios quesos elegidos para la ocasión por mi hijo Curro, que es el quesero de la casa.
Espolvoreamos con un poco de orégano y metemos al horno precalentado a 200º hasta que veáis que está hecha. Esto depende  mucho de vuestro horno, en el mío ha tardado una media hora.


Mientras se cocinaba la pizza, he vuelto a hacer la masa y le he añadido 2 gramos de levadura seca de panadería. He hecho una bola y la he guardado en un bol tapado con film en la nevera. Nos hemos marchado a comer y al volver (6 horas después), la he sacado del frigorífico, he formado los panecillos, los he tapado con un paño mojado en agua caliente mientras precalentaba el horno a 200º, pero como tenía ganas de terminar, cuando iba por 70º los he pintado de Aceite de Oliva y los he metido. En 20 minutos los tenía hechos.


Bueno, no podéis imaginar el éxito que ha tenido la pizza, no ha quedado naaada, y me ha dicho todo el mundo que estaba riquísima.

Los panecillos están fantásticos, queda una corteza súper crujiente sin necesidad de crear humedad en el horno.
Genial, una receta fondo de armario rapidísima.
Espero que os guste





2 comentarios:

  1. Probaré, pero sin la ceresin, que la cambiaré por otra. Ya veré qué hago, pero me llama probar una masa con cerveza. Gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Nena que pinta mas buena tiene esta masa ,,los panecillos tremendos ,,que hambre,un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...