Ahora

Ahora

28 mar. 2014

CRESPÍLLOS Murcianos Sin Gluten

Ya llevamos casi cuatro meses de celiaquía, nos vamos adaptando poco a poco, pero hay cosas que no se pueden conseguir de ninguna manera.

Otras, no son tan difíciles, o por lo menos nos podemos guiar por la gran experiencia de todas esas profesionales que podemos encontrar por la red, como Raquel , Marisa, Storch , ….

Hay muchísimas, y todas ellas sabias!

Esta receta, concretamente, ha sido posible gracias a la magnífica explicación que nos dio Raquel en el curso de cocina para celiacos de Orihuela, en el nos explicó el comportamiento de las diferentes harinas SG, y lo que cada una de ellas conseguía.




Como la gente de la zona sabe, los Crespillos tan típicos por Murcia, no son más que la masa sobrante de las empanadas que hacían nuestras abuelas, con un poquito de sal gorda por encima, así que ni corta ni perezosa, me aventuré a tunear o DESGLUTINIZAR la masa de empanada de mi abuela Justina, y de mi tía Consuelo.

Para conseguir la receta (secretíííííísima) llamé a mi tía Pilar, y ella, muy amable me la facilitó.

Os voy a poner la receta original, y al lado las cantidades que yo utilicé, ya que el rollo harina la que admita y no sé cuantos dedos de levadura……. es algo complicado y más en el mundo SG.

INGREDIENTES

1 medida de agua       (100 ml)
1 medida aceite de oliva      (100 ml AOVE La Miloxa)
½ medida vino blanco   (50 ml)                                      
1 cucharada sopera colmada de manteca    (50 gm mantequilla)
1 cucharadita de sal   (1 cucharada de postre)
1 pellizco de azúcar      (1 cucharadíta de las de café)
1 cucharada de pimentón de Espinardo          (3 cucharadas de postre de
                                                                          pimentón de marca Hacendado)
2,5 dedos de levadura fresca (jajajajajaja)    (1 pack de Levital)          
Harina la que admita  (375 gm Mix Pan Schar + 75-80gm Trigo Sarraceno)
1 huevo para pincelar    (1 huevo para la masa + 1 para pincelar)
Sal gorda para espolvorear y pipas peladas Hacendado SG

 PROCEDIMIENTO

Con la batidora mezclamos todos los líquidos, la levadura y el huevo, batimos bien hasta que esté todo mezclado (queda una pasta como mayonesa ligera)

Como no sabía cuanta harina iba a necesitar, y quería tomar las medidas, fui echando de 25 gm en 25 gm hasta conseguir una textura similar a la masa que yo conocía.

Primero empecé con la Schar panificable, y le puse 200 gm, luego añadí la sal y el azúcar. Después le puse 50 gm de trigo sarraceno, pero todavía no llegaba al sitio.

Le añadí 150gm de Shar, otros 25gm de Schar.

Iba aproximándose a la textura deseada, otros 25 gm de trigo sarraceno, y una pizquita mas (como la gracia).

La textura ya estaba, solo me faltaba conseguir el color.

No estoy muy segura de si la harina tuvo algo que ver, pero las empanadas de mi abuela eran naranjas, y yo por mas pimentón que le echaba, aquello no tomaba color.

Supongo que será porque el Pimentón de Espinardo es mejor que el Hacendado, pero cuando llevaba 3 cucharadas me entró el miedo y  llamé a mi madre, que con gran acierto me llamó loca y me dijo que no le echase mas.

Menos mal, porque me podía haber cargado la masa.

La masa de mi abuela dormía toda la noche tapada con un paño húmedo, y las empanadas se hacían al día siguiente, así que preparé todo para poner a dormir la masa y me fui a ver la tele.

Menos mal que cuando terminó la película, la curiosidad me pudo y abrí para ver la evolución del experimento, porque me encontré la masa 3 veces ella misma y llena de pompas.

Volví a llamar a mi pobre madre y me dijo que aquello ya estaba listo, así que me puse a hacer los crespillos.

El tiempo de reposo fue de 2 horas en un bol de plástico y tapado con un paño de cocina húmedo.

Forramos nuestras bandejas con papel apto para hornear y mientras se nos calienta el horno a 160º, desgasificamos la masa.

Noté que quedaba como desestructurada o desligada, cosa que con la harina con gluten no había notado nunca. No pasa nada, seguimos amasando y se vuelve a ligar enseguida.

Hacemos bolitas como de golf y las estiramos con los dedos sobre el papel, hay que dejar un grosor como de ½ centímetro.

Pinchamos con un tenedor por todas partes y echamos la sal y las pipas, presionamos un poquito para que las pipas se claven en la masa y pincelamos con el huevo batido.

Al horno hasta que las veáis tostadas.

Y ya está, mi experiencia crespillera!

Me han encantado, han salido muy ricos y mi hija se los ha estado llevando al cole para almorzar desde San José hasta hoy.

Le llevé unos cuantos a mi sobrina Victoria, que no sabía ni lo que eran, y los demás los congelé.

Espero que os sirva la receta, yo pienso hacerla muchas más veces, hasta puede que algún día me atreva con una empanada completa!!!!, jajajajajajaja

Un beso a tod@s

Por cierto, estoy enlazando esta entrada a la Fiesta de Enlaces sesenta de Personalización de Blogs




2 comentarios:

  1. Muy curioso lo de los crespillos. En el pueblo de mi padre (en Huesca) también los hacen, pero no tengo ni idea de la receta. A ver si me hago con ella...
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Qué ricos por Dios!! Gracias por esta receta! Vengo de la fiesta de enlaces! ;-o)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...