Ahora

Ahora

19 ene. 2016

Bollos de Leche Rellenos SIN GLUTEN

Pues ya estamos de vuelta tras las vacaciones navideñas, las comilonas y los excesos….ya volvemos a la rutina, al cole, a los desayunos en la mochila y las meriendas de camino a la extraescolar de turno, así que os traigo una receta “comodín” fantástica que me ha sacado de mas de un apuro en estas fiestas, bastante sencilla  de hacer y con unos resultados excelentes.



INGREDIENTES


200 gm harina panificable Nutrifree
10 gm harina de plátano
4 gm psyllium
2 gm levadura seca de panadería
1 pellizco de sal
35 gm azúcar
1/3 taza de leche templada
1 huevo batido (a temperatura ambiente)
30 gm de mantequilla fundida y enfriada
Para el Relleno
1 huevo
3 cucharadas soperas de queso crema
3 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharadas soperas de cacao puro (yo Valor)


PROCEDIMIENTO
En el bol de la amasadora (o en un bol normal para hacer a mano) ponemos las harinas, la levadura y el azúcar y mezclamos bien.
Agregamos la sal y volvemos a mezclar.
Añadimos la leche, el huevo y la mantequilla y mezclamos a velocidad baja con el gancho (o con una espátula si es a mano), hasta que veamos que la masa cambia y se hace mas lisa.
En este punto, aumentamos la velocidad del amasado durante unos 5 minutos.
Rociamos la masa con aceite en spray, o con nuestras manos y aceite de girasol y la ponemos en un lugar cálido, ha de aumentar su tamaño. Yo la dejé reposar al menos 2 horas delante de un radiador.
Una vez aumentada la masa, la metemos a la nevera al menos 15 minutos, así se hace mas manejable.
Y mientras hacemos el relleno, que no es mas que batir todo con unas varillas manuales hasta que nos quede como unas natillas.
Para formar los bollos, yo puse sobre la encimera un papel de horno con un poco de aceite de girasol (muy poco).
Hacemos una bola (sin apretar) y la dividimos en 4 partes iguales.
Hacemos bolas con cada una de ellas y la extendemos con la mano o con un rodillo enaceitado hasta conseguir una forma rectangular y un grosor de ½ centímetro.
Ponemos el relleno extendido por toda la superficie, dejando 1 centímetro sin relleno en los bordes, y luego lo envolvemos sobre sí mismo, como un rollo.
Sellamos con agua el cierre y los laterales, y los volvemos de forma que el cierre y las dobleces laterales queden en la base del bollito (en contacto con el papel)
Hacemos el mismo proceso con los cuatro, los colocamos en la bandeja del horno, sobre un papel y separados entre sí, ya que crecen bastante. Volvemos a espolvorear con aceite en spray, tapamos con film y dejamos levar en un sitio cálido hasta que veamos que crecen.
Una vez crecidos, pincelamos con una mezcla de leche y agua y greñamos (si queremos).
Introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos, o hasta que veamos que se dora.
Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Y eso es todo, aunque parezca trabajoso, no lo es. En uno de esos días que no sales de casa, te dejas hechos los almuerzos para 15 días. Se puede variar el relleno, haciéndolo sin cacao, con una crema pastelera, y si sois atrevidos con lemon curd…..y quedan unos bollitos tan tiernos, que dan ganas de comérselos todos calentitos.


Cuando se terminen los que tengo en el congelador, voy a hacer otro experimento con esta receta, a ver que sale y os lo cuento.

Un beso a tod@s


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...