Ahora

Ahora

4 nov. 2014

Buñuelos de Boniato SIN GLUTEN



Todos los domingos nos juntamos con la familia de mi marido en la huerta para comer, así los niños juegan por allí, les da el sol y hacen ejercicio. Aparte de eso, nos comemos unos arroces magníficos que hace mi suegra, nunca nadie jamás ha probado nada tan exquisito como el arroz y marisco de mi suegra, es mas, creo que ya lo he comentado aquí en alguna ocasión.
Bueno, el caso es que cada semana le toca a uno llevar el postre, pero en ésta ocasión, mi suegra nos dijo que no comprásemos, que ella iba a hacer buñuelos de calabaza.

Bueno, los buñuelos de mi suegra están lo segundo en mi ranking de cosas estupendas, y al parecer también en el de mi ratona……
Pues si, en cuanto se enteró de que la abuela María iba a hacer buñuelos preguntó con “esa cara”, la cara de cordero que me rompe el alma:
- ¿y yo puedo?
 - Pues no hija, tú no puedes….., PERO VAS A PODER!!!!!!
No tenía calabaza, pero si boniatos, y pensé que igual daba una cosa que la otra, así que llamé a mi suegra que con toda la buena intención del mundo me dijo que ella no sabía las cantidades, que lo hacía todo a ojo.
¡¡¡¡A ojo!!!!, ¿Qué significa eso?, ¿y cómo se yo la textura que tengo que buscar?
Complicaciones, complicaciones y mas complicaciones.
Bueno, el caso es que siguiendo las proporciones que ella me dijo, y teniendo en cuenta que eran solo para una persona, reduje e inventé (para que nos vamos a engañar). Y el resultado fueron BUÑUELOS!!!!!


Ingredientes (para 12-15 buñuelos)
- 100 gm de harina panificable (Proceli)
- 100 gm de boniatos asados en microondas
- 10 gm de azúcar (la próxima vez voy a probar con morena)
- 10 gm levadura fresca Levital
- 170 gm agua

Procedimiento
- Calentamos el agua en el microondas un poquito (muy poco) y disolvemos la levadura en ella, dejamos reposar mientras hacemos el siguiente paso.
- Batir los boniatos con el azúcar hasta conseguir una pasta.
- Añadimos el agua con la levadura y batimos hasta que esté todo integrado.
- Añadimos la harina y mezclamos con una lengua de silicona hasta que no queden grumos, lo ordenamos bien (que quede como una bola) y lo ponemos a levar “abrigado” en un sitio cálido y sin corrientes hasta que doble su tamaño.
- Una vez levado, ponemos a calentar aceite de oliva en un cazo y cuando esté caliente, vamos echando los buñuelos (yo me mojo las manos con agua, hago una bolita y con el dedo corazón les hago un agujerito en el centro justo antes de echarlos en el aceite)
- Dejamos que se doren por una cara, les damos la vuelta y doramos por la otra.
- Sacamos y ponemos a escurrir para que pierdan aceite en un plato con una servilleta de papel.
- Cuando han escurrido bien, los pasamos por azúcar y nos los comemos con enorme placer.

Nota: me han parecido muy sencillos de realizar, han salido muy buenos aunque la próxima vez voy a intentar reducir la levadura, y pronto, ya tengo comprada la calabaza para el próximo experimento.

Probadlos y me contáis.
Un beso a tod@s


3 comentarios:

  1. Si están tan buenos como el aspecto, deben ser una gloria, enhorabuena por darle ese capricho a tu peke

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las veces que se lo voy a dar de nuevo...con lo sencillos que son! Pruebalos y me cuentas. Un beso

      Eliminar
  2. Oye, este sitio está chulo, eh. Me quedo por aquí!
    ...una pista, ayer estuve sentada a tu derecha ;)
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...