Ahora

Ahora

14 nov. 2014

Apfelstrudel ó Strudel de Manzana SIN GLUTEN


Llevo detrás de hacer esta receta mas de dos años, desde que mi amiga Fanny, que es alemana, me la recomendó.
Una vez incluso llegué a comprar dos paquetes de pasta filo para hacerla, pero se caducaron en la nevera y no llegaron a ver la luz.
El año pasado en nuestra visita a Múnich probé el Apfestrudel en toooooodos los restaurantes en los que comimos, y cuando regresamos a España hice el firme propósito de realizar la receta a la mayor brevedad posible, pero ha tenido que pasar un año entero para que se de la ocasión: LA QUEDADA con varios amigos del grupo de Celiacos de la Vega Baja.

Tenía que preparar un postre rápido y que pudiese llevar a una comida al aire libre, así que el tema tarta y cupcake estaba descartado,  y casualmente disponía de una masa Adpan congelada y 3 manzanas. No podía ser otra cosa mas que el deseado Apfelstrudel.
Os digo desde ya que es un postre sencillísimo y con una degustación exquisita, me ha gustado mucho, así que pienso repetirlo con variantes (calabaza, boniato….)

INGREDIENTES
1 Masa de Hojaldre ADPAN
2 Manzanas rojas
4 cucharadas soperas de azúcar moreno
1 cucharada colmada de canela (al gusto)
Un puñado de pasas sultanas sin hueso
2 cucharadas de almendra molida
4 cucharadas soperas de pan rallado SG (casero, el industrial es demasiado crujiente
50 gm mantequilla derretida (si usamos margarina, será también una receta Sin Lactosa)
2 dedos de Brugal Suspiro (sirve cualquier Ron o licor, pero yo solo tenía de este)

PROCEDIMIENTO
Derretimos la mantequilla en el microondas poco a poco, y una vez derretida la mezclamos con el pan rallado.
En un vaso ponemos el ron con las pasas para que se hidraten, y las dejaremos al menos 30 minutos.
Ponemos el horno a precalentar a 220º.
En un bol ponemos las manzanas cortadas en cuadraditos junto a la canela, el azúcar, la almendra y la mezcla de pan rallado y mantequilla. Movemos bien y dejamos un ratito.
Mientras se nos macera todo, estiramos la masa de hojaldre.
Yo lo que hice fue poner un papel de horno encima de la mesa, la masa y encima otro papel de horno, así evitamos que se nos pegue la masa al rodillo.
Estiré la masa bastante, ya que el Apfelstrudel de verdad se hace con filo, y no es necesario la masa hojaldrada.
Escurrimos las pasas (no demasiado) y las añadimos al bol donde tenemos todos los demás ingredientes. Echamos también un chorrito del ron, así le da algo mas de alegría, y mezclamos todo bien.
Con una cuchara, vamos poniendo la mezcla de manzana con todo lo demás en el centro, cuando mas relleno pongamos, mas rico estará.
Como la masa es redonda, doblamos hacia adentro las partes de arriba y abajo y liamos como si fuese un paquete. Para que no se nos despegue pintamos los bordes con agua.
Damos la vuelta para que la junta quede abajo, pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con almendras laminadas.
Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 180º y dejamos hasta que veamos que se dora el hojaldre. Esto dependerá de cada horno. En el mío, con el ventilador tardó 40 minutos, pero ya os digo que cada horno es un mundo.
Una vez fuera del horno, espolvoreamos con abundante azúcar glass, dejamos que atempere y a disfrutarlo!!!

Siempre que he comido este postre, me lo han servido templado junto a una bola de helado de vainilla, pero ayer mismo me recordó mi hermana Luisa que en la película Malditos Bastardos se sirve acompañado de nata montada…..Interesante idea que tengo que probar.

Espero que os guste esta receta tan sencilla
Un beso a tod@s

4 nov. 2014

Buñuelos de Boniato SIN GLUTEN



Todos los domingos nos juntamos con la familia de mi marido en la huerta para comer, así los niños juegan por allí, les da el sol y hacen ejercicio. Aparte de eso, nos comemos unos arroces magníficos que hace mi suegra, nunca nadie jamás ha probado nada tan exquisito como el arroz y marisco de mi suegra, es mas, creo que ya lo he comentado aquí en alguna ocasión.
Bueno, el caso es que cada semana le toca a uno llevar el postre, pero en ésta ocasión, mi suegra nos dijo que no comprásemos, que ella iba a hacer buñuelos de calabaza.

Bueno, los buñuelos de mi suegra están lo segundo en mi ranking de cosas estupendas, y al parecer también en el de mi ratona……
Pues si, en cuanto se enteró de que la abuela María iba a hacer buñuelos preguntó con “esa cara”, la cara de cordero que me rompe el alma:
- ¿y yo puedo?
 - Pues no hija, tú no puedes….., PERO VAS A PODER!!!!!!
No tenía calabaza, pero si boniatos, y pensé que igual daba una cosa que la otra, así que llamé a mi suegra que con toda la buena intención del mundo me dijo que ella no sabía las cantidades, que lo hacía todo a ojo.
¡¡¡¡A ojo!!!!, ¿Qué significa eso?, ¿y cómo se yo la textura que tengo que buscar?
Complicaciones, complicaciones y mas complicaciones.
Bueno, el caso es que siguiendo las proporciones que ella me dijo, y teniendo en cuenta que eran solo para una persona, reduje e inventé (para que nos vamos a engañar). Y el resultado fueron BUÑUELOS!!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...